Timing Político

La política tiene su propio Timing

BIDEN, AMIGO…

Cartapacio

Raúl Ruiz

«¡Que alguien le diga al presidente que Biden no va a aterrizar en el AIFA! Que no sea necio».

Dijo hace una semana López Doriga.

  • «No es que tenga información privilegiada, pero ni siquiera es el presidente de los Estados Unidos el que decide dónde se aterriza; es El Servicio Secreto». Añadió.

¡ALGUIEN QUE LE DIGA, POR FAVOR. NO VAYA A HACER EL RIDÍCULO! Finalizó.

Y se tragó sus palabras.

¡Sopas! Que aterrizan en el aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, los dos aviones de los mandatarios, norteamericano y canadiense a petición de Andrés Manuel López Obrador, como un signo de amistad.

Ya entrados en gastos, Joe Biden invitó a AMLO…

  • «Come on my friend, get on THE BEAST. I give you a lift to your house».

Y pa pronto, de un salto subió el presidente mexicano con chica sonrisota.

A los detractores de López Obrador, les dieron retortijones de coraje… Y luego deposiciones.

Tenían el deseo de que los mandatarios invitados, vinieran a la CUMBRE, con la espada desenvainada, pero no, desde su llegada, la pareja presidencial de los Estados Unidos, y la canadiense, se dejaron consentir por sus anfitriones, Andrés Manuel y su esposa Beatriz.

Visita obligada a la Basílica de Guadalupe, al museo nacional de antropolgía; y más tarde, cena con Trudeau y su esposa, Sophie Grégoire.

Menú, de cuatro tiempos.

El primero una tortilla inflada con aguacate y queso fresco, y como segundo sopa de milpa.

De plato fuerte se pudo elegir entre pescado con salsa de flor de calabaza, arroz con chipilín y vegetales al vapor.

O filete de res, acompañado de salsa y calabaza criolla.

En postres, se ofrecieron dos opciones libres de gluten: tamal con relleno de chocolate y crema de críticos y guayaba criolla.

Entre las bebidas: agua natural y mineral, de matalí o mandarina con menta; vino tinto y blanco mexicanos, café de Hidalgo y Oaxaca.

Ya metidos en los temas, los tres, en buenos términos.

En síntesis, los tres en la búsqueda de un futuro más próspero. Igualdad, buenos vecinos, aliados económicos, y sobre todo, amigos.

Las esposas. El toque sensible de la reunión.

Jill Biden y Beatriz Gutiérrez Müller condenaron el clasismo, xenofobia y racismo.
Además, llamaron a la igualdad en América.

Los mandatarios, hablaron, entre otros temas, sobre la integración de América Latina, seguridad, migración, especial énfasis por parte de Biden, el tráfico de Fentanilo.

El presidente López Obrador llamó al mandatario estadounidense a dejar de lado el abandono del cual, asegura, ha sido víctima América Latina.

Y luego el revire de Biden sobre el tema de las energías limpias.

Son muchos temas a tratar.

Los que conocen un poco de protocolo diplomático, saben que los mandatarios sólo acuden a tender sobre la mesa, los temas que les interesa negociar, y son los equipos que los acompañan, los que trabajan en las negociaciones.

Pueden tardar meses en definir y convenir los términos de los acuerdos.

En este evento, lució mucho desde luego, el canciller Marcelo Ebrard y de bajo perfil, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López.

TIMING POLITICO