septiembre 25, 2022

Timing Político

La política tiene su propio Timing

Por Raúl Ruiz

¿Qué es el Buen Fin?

El Buen Fin es una promoción que ocurre durante un solo fin de semana al año, en el que varias tiendas de todo el país ofrecen descuentos y promociones en la mayoría de sus productos.

Se promueve en la segunda semana de noviembre para que la gente aproveche los precios de

De hecho ese era el propósito original de la idea.

Este año se realiza la séptima edición del programa conjunto entre el gobierno federal y la iniciativa privada para apoyar la economía familiar a través de promociones y descuentos fortaleciendo el consumo del mercado interno.

Es importante para los que vivimos en la frontera disfrutar de los descuentos que ofrecen algunos comercios, aunque no se comparan con los precios de rebaja que se brindan en El Paso con el tradicional Black Friday, que en algunos casos son la locura en la venta de artículos electrónicos.

El Buen Fin ha sido un éxito desde su creación y crece en derrama económica año tras año.

En 2016 según información del presidente de la CONCANACO, se consiguió una derrama nacional de poco más de 85 mil millones de pesos.

Este año se pretende una ganancia mayor de cuando menos un 10%

Hay que decir también que en algunos casos los comerciantes tratan de engañar a los clientes con el viejo truco de reetiquetar el producto.

¿Cómo lo hacen?

Si un producto está en el anaquel, a cien pesos, lo reetiquetan a ciento cuarenta una semana antes del Buen Fin y cuando se llega la promoción le hacen el descuento del 30%

Esa trampa ya la conoce el cliente y va por las ofertas reales.

Pero mejor hablemos de los detalles que debes conocer antes de hacer una compra.

Este año la tarjeta de crédito es la reina de las compras.

Pero tú debes tener mucho cuidado al manejarla

La mayoría de la gente no tiene información clara o precisa de cómo funcionan los pagos a meses sin intereses, ojo con esto.

La tarjeta de crédito es el producto financiero más usado entre los mexicanos, y significa alrededor del 60% de los contratos de financiamiento dirigidos al consumo, según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

¿Por qué pagamos a meses sin intereses?

Las tres razones principales son:

Por lo práctico de sacar el plástico y no cargar efectivo.

Por seguridad.

O porque no se tiene liquidez inmediata.

Pero la tentación es canija y no podemos resistirnos a comprar a ciegas.

¿Cómo prevenirte de sorpresas?

Como regla general, recuerda que si pagas a cuotas la compra “ideal” es aquella que mantenga su vigencia incluso después de que hayas terminado de pagar la deuda, por ejemplo: computadoras, autos y algunos electrodomésticos.

No compren cosas innecesarias o perecederas con la tarjeta.

Razonen la compra y sea cual sea el motivo para elegir los pagos a cuotas, hay  riesgos de pagar a meses sin intereses.

Ojo con esto.

  1. No revisar la fecha y hora de pago es fatal: ¡Un atraso podría invalidar toda la promoción!

En los pagos a meses hay que cuidar todos los detalles: hasta la hora de pago.

Es común que haya personas quejándose que las instituciones bancarias no cumplen, pero lo que en realidad ocurre es que los clientes no revisaron bien la información.

Por ejemplo, compran a plazos sin intereses, y hacen sus pagos normales durante los primeros dos meses; pero en el tercero, imagina que la persona paga a través de banca en línea, entonces cree que hasta las 11:59 pm puede entrar su pago.

No sabe que, a veces, la banca en línea tiene una restricción de tiempo y acepta pagos sólo hasta las 5 o 5:30 de la tarde. Si el cliente pagó después de esa hora, se registra hasta el día siguiente.

Así, cuando llega su próximo pago, se da cuenta que ya no tiene la promoción de meses sin intereses, y le llega la cuenta por el monto total.

Recuerden. Si se retrasan en pagos, con un mes solamente de manera automática,  (dependiendo la institución) se invalidan los meses sin intereses.

Hay que tener la información de condiciones de pago antes, no solamente se trata de ir aceptando pasar la tarjeta y aceptar los pagos a meses sin intereses.

Mucho cuidado, tus compras cuestan hasta 5 veces más si haces el pago mínimo de la tarjeta de crédito

SEGUNDO PUNTO. No tomar en cuenta tu capacidad de pago a largo plazo.

Para esto sirve tener un presupuesto elemental que te ayudará a saber cómo podrás usar tu tarjeta.

Hay que calcular el uso de los meses sin intereses según los gastos fijos que se tengan y en ese razonamiento, analiza qué tanto podrás “restarle” a tu sueldo para hace frente a los nuevos pagos parciales.

Y LA TERCERA ADVERTENCIA ES…

Considerar el Costo Anual Total (CAT) dentro del precio de la promoción

La primera pregunta cuando compras a plazos suele ser ¿a cuántos meses?

Te sugerimos que antes te cuestiones ¿cuál será el Costo Anual Total  o sea el CAT de tu compra? Recuerda el costo anual total suma los intereses y algunas otras condiciones que te dan una idea de cuánto vas a pagar exactamente.

Con estas advertencias, tendrás unas compras más razonadas. Disfruta tu Buen Fin.

TIMING POLÍTICO.