septiembre 25, 2022

Timing Político

La política tiene su propio Timing

El colmo de la oposición en México.

 

Por: Jesús Galindo, en Cd. Juárez.

Septiembre 6 de 2017.

El priismo y el propio presidente Enrique Peña Nieto (EPN), deben estar eufóricos ante los apetitos desbordados en los dos partidos opuestos que si le representan una amenaza en las elecciones presidenciales del 2018, ya demasiado cerca.

Tal parece que sus cálculos y sus estrategias de operación en la geometría política del vecino son tan acertados, que el partido tricolor ya no está descartado de la contienda, con todo y  amorfa figura del anunciado Frente Amplio Opositor, el FAO.

El escenario me duele y me da materia de reclamo a las cúpulas de los partidos que se están descomponiendo, por irresponsables al ayudar al PRI a repetir en la presidencia que se disputa en 2018, por eso escribi al inicio, que los cálculos y las estrategias del PRI están demostrando su  certeza en la operación.

Es que los partidos capaces de sacar de la presidencia al priismo, el PAN y MORENA, empezaron a chocar con el iceberg de sus persecuciones personales del poder, el hoyo en esas naves lo empezamos a ver desde las costas de las noticias comunes, sin siquiera estar dentro del cuarto de máquinas.

En el PAN, la aspirante a la candidatura presidencial, Margarita Zavala (MZ), se ha encargado de presagiar el divisionismo y la cancha dispareja en la competencia interna por alcanzar la candidatura, ante sus ojos, los de MZ,  el culpable es el dirigente nacional Ricardo Anaya, quien embriagado con las victorias del PAN en las elecciones locales del 2016, se  sintió el mayor merecedor de encabezar la contienda por el PAN.

Con ese ánimo, Ricardo Anaya aprovechó las circunstancias y ha pretendido sacar provecho como víctima perseguida por el sistema presidencial, logrando con su autodefensa una rentable exposición mediática. Con la verdad o sin ella, ya son varias manchas sobre el abrigo triunfalista del dirigente nacional que confunden entre el invento y la objetividad de las acusaciones, la sospecha allí esta, sembrada, fabricada, rastreada y litigada en los medios.

Los hechos se caldearon dentro del PAN y con algunos senadores que enfrentaron a Ricardo Anaya o en sentido inverso como se quiera ver, se rompió aquel cristal oscuro que tapaba las rencillas y hoy, por la dureza de los calificativos que las partes se acusan, nos damos cuenta de la insalvable reconciliación. Quien está feliz con el deslave en tierras del PAN ?

En MORENA, la franquicia de Andrés Manuel López Obrador, llamarlo franquicia no es un cotorreo ni una descalificación, sino una realidad porque a este Andrés hay que pedirle permiso para pretender un cargo de elección interno o externo, para ocupar un lugar de despacho en ese movimiento o en alguna oficina pública, hasta para declarar algo en los medios, para organizar un evento, si alguien no pide permiso y actúa por el camino llamado ¨por la libre¨ le va pasar lo que recién le acaba de suceder a Ricardo Monreal en sus aspiraciones de ser candidato por la jefatura de la Ciudad de México (CDMX).

Ricardo Monreal, ex gobernador de Puebla y actual Jefe de la Delegación Cuauhtémoc en la CDMX, desde su unión a las filas perredistas y después siguiendo las huellas de AMLO en MORENA, siempre se caracterizó como un confeso incondicional fiel del franquiciante y le guardó sus lealtades en las luchas por la presidencia de la república, bueno, eso hasta el mes de agosto en este año 2017 cuando a Monreal no se le concedió el permiso para la explotación de la franquicia como candidato al gobierno de la CDMX, sino a otra persona más calladita.

La diferencia y el sentimiento que se despierta en Monreal contra el proceso de selección del candidato de MORENA a la jefatura de la CDMX, no es inane reacción aun cuando el agraviado no se atreve a citar el nombre de AMLO como responsable de lo que él, Monreal, considera un despojo.

Según algunas declaraciones leídas en los diarios y escuchadas en radio noticieros, en MORENA existe un comité de encuestas que se encargó de levantar consultas y con esa base seleccionar al candidato de MORENA para la jefatura de la CDMX.

Dado que no se difundieron los términos de la encuesta como universo, segmento, grado de confianza y error, modalidad abierta, cerrada o mixta, casa encuestadora, validaciones etc., la encuesta fue acusada de opacidad, nada transparente más aun cuando se difundieron 6 encuestas previas en las que Ricardo Monreal lograba los mejores números, curiosamente aquellas encuestas no fueron las determinantes, sino aquella donde dicen, Monreal no salió favorecido.

Cuando Ricardo Monreal conoció los resultados en una reunión del comité de encuestas de  MORENA con los demás aspirantes, Mario Delgado, Martí Batres y Claudia Sheinbaum, la nata del AMLISMO, se serenó y meditó las declaraciones que haría.

No tardaron en llegarle ofertas de la candidatura de otros partidos a Monreal, a las que él se negó, poniendo el énfasis de su militancia en MORENA, sin embargo, en su serenidad sí dejó claro que tener diferencias y hacer autocrítica dentro de MORENA, no es revelarse, proyectando su timidez frente al franquiciante AMLO.

La inconformidad de Monreal no está agotada y algo va suceder en el camino, porque el aspirante se pronuncia que va ser candidato a la jefatura, no al senado, no a la diputación, bueno, eso declara ahorita, al calor de las noticias y la exposición en los medios. Y quién creen que está feliz?

 

Antefirma.- Como nunca en la historia de México, el gobierno castigó al pueblo con sus agravios, estaba claro su fin pero los mayores partidos de oposición con sus apetitos, están ayudando al PRI a continuar en el gobierno, es el colmo.

TIMING POLÍTICO.