septiembre 25, 2022

Timing Político

La política tiene su propio Timing

La economía fluye ¡y ya es Navidad!

Por: Jesús Galindo, en Cd. Juárez.

A estas alturas del año, como suele ser, la época saca lo mejor de las expresiones humanas, en las vísperas de la navidad el abrazo es más fraterno, perdura unos instantes más que el cotidiano del saludo, son días de felicitarnos y de desearnos lo mejor para el próximo año, son días de gastar más que de ahorrar, es que el espíritu de dar le gana a la disciplina de ahorrar, las satisfacciones son otras, aunque sea materiales, es un sentimiento de cumplir con el circulo de familia y de amistades en cualquier ámbito.

La economía es una ciencia exacta, hasta cierto alcance, porque el motivo de las decisiones finales del consumidor efectivo no deja de ser un pronóstico en las investigaciones de mercado. Sea lo que sea que no pase, la economía fluye con los gastos, con los presupuestos ejercidos, con los ahorros guardados y las inversiones logradas, ventas y compras son los cauces para que los aguinaldos y las cajas de ahorro se consuman empujados por la oferta y la demanda.

Los indicadores de la economía fluyendo en la frontera están a la vista. Localmente en los diferentes polos de venta en la ciudad, al norte, al sur, al oriente y al poniente, en medio de estos puntos cardinales y en los centros, el histórico, el geográfico y en las zonas doradas dentro de las plazas comerciales, los estacionamientos abarrotados y las calles repletas con gente buscando ofertas para completar sus regalos y su cena.

Por otro lado, escapando por el rio bravo, larguísimas filas a la vecina ciudad de El Paso, Texas, potenciales consumidores padecen con gusto las esperas en el puente y se nos van las divisas a los comercios americanos. El fluido de las divisas americanas también entra a México, aunque no tantos como los que salen, además de los residentes paseños que le sacan provecho al tipo de cambio a su favor, una derrama traída por los paisanos deja su huella en los comercios, o ya de perdida en las casetas de peaje y en las gasolineras. Por eso la economía es un fluido en doble sentido.

Diciembre sí es época de esperanza, no solo de ideales reflexiones y amores, también de expectativas materiales siendo realistas, quién repele un regalo que refleja el aprecio  de la memoria y el cariño? NO es una exigencia el regalo, como no es un rechazo a recibirlo, pero cómo vivir la Navidad sin regalos? Sería como un campo de futbol sin balón, un juego sin aficionados en las gradas.

Mientras LICONSA continua dando las 4,000 vueltas al mundo, a decir de un innovador de la lengua española que resulta ser el presidente Enrique Peña Nieto que se hace bolas con las cuartillas que le dan a leer, la economía es el fluido que en esta época decembrina se remarca más con la música, los adornos, la publicidad y las seudo ofertas, la instigación a la deuda a crédito y sus tramposas facilidades, la del mega gasto y de las mega compras, la derrama será para algunos, el soporte económico para enfrentar el recurrente inicio del año nuevo con su sequía de ventas y el torrente de alzas  e impuestos, sin mencionar la presión de los bancos por recuperar la cartera de compras con dinero plástico.

Quienes no tenemos la oportunidad económica de navegar en el cauce de las compras y las ventas, nos conforta regalar el afecto, la sonrisa, que también es un fluido, aunque más duradero y lleno de energía, de sana vibra emocional.

 

Antes de salir.- Las precampañas presidenciales ya están arrojando un buen presupuesto a las televisoras nacionales, las que siempre ganan claro.

TIMING POLÍTICO.