septiembre 29, 2022

Timing Político

La política tiene su propio Timing

LOS ALCALDES JUARENSES.

 

Por: José Luis Rodríguez Chávez.

 

Nuestra frontera siempre ha sido gobernada por los diferentes sectores empresariales, en ocasiones bien y en otras no tanto.

Jaime Bermúdez Cuaron empresario por herencia, gobernó Juárez después de su intromisión contra el gobierno federal y haber sido de los “puchadores” de Francisco Barrio Terrazas quien le antecedió en la silla municipal. Don Jaime como muchos cercanos le llamaban, busco un Juárez Nuevo.

Con un gobierno mediocre sin sobresaltos. Su utilidad fueron lotes a muy buen precio en las orillas de la ciudad (al igual que el alcalde Quevedo).

Vendría a sucederlo Jesús Macías Delgado, en su momento presidente de CANACO, empresario de medio pelo en el giro de los embutidos. Su hazaña, para llegar a gobernar a los juarenses, fue su aval desde el organismo empresarial que dirigía, en favor de Fernando Baeza Meléndez, en el fraude cometido en el verano caliente de 1986. Su obra maestra, el Centro de Convenciones Paso del Norte quedaría en el limbo ante la falta de transparencia de esa obra y un contrato entregado a la empresa fantasma sinaloense TOTICO.

El regreso del PAN a gobernar el municipio a través de otro empresario también por herencia. Francisco Villarreal Torres, sin ser panista llegaba bajo esas siglas en 1992 para pintar de azul la frontera juarense. Quizá de los más honestos al frente de la comuna, reconocido por propios y extraños por su forma de trabajar. Su preocupación de la zona olvidada del poniente. Curitiba, en Brasil, le habría inspirado con nuevos modelos de gobernanza para esta frontera, de ahí surgirían el IMIP y el proyecto del transporte semimasivo y otros más.

Le sucedería Ramón Galindo Noriega, panista de cepa y heredero de muchos proyectos puestos en marcha por su antecesor. Hasta aquí y a diferencia de los anteriores alcaldes Ramón no tenía liga con la oligarquía y menos con el sector empresarial. Galindo aprovecho la inercia de los triunfos que empezaba a surcar el blanquiazul en el territorio mexicano. Su gobierno aprovecho la sinergia y el apoyo del gobierno del estado comandado por Pancho Barrio para consolidar varios proyectos en Juárez.

Y de nueva cuenta el triunfo del PAN con Gustavo Elizondo, empresario y a quien se le había escapado en un par de ocasiones la silla municipal. Para mala fortuna de este y de manera paralela gobierna el PRI. El estado grande de Chihuahua en manos de Patricio Martínez García con quien no habia buena empatía. Al igual que Villarreal y Galindo se enfoca en la obra pública de la ciudad. Sin embargo su exceso de confianza lo lleva a ser perseguido políticamente al dejar el encargo de alcalde.

Elegido por el gobernador Martínez García y su congreso priista, viene un periodo de gobierno denominado Concejo Municipal, presidido por José Reyes Ferris, su gestión fue como una gestación de nueve meses (con cesárea).

El último gobierno panista a cargo de Jesús Alfredo Delgado Muñoz, notario que gobierna de agosto de 2002 a octubre de 2004. Delgado vendría a liquidar la deuda del municipio que nunca ascendió a más de 150 millones de pesos y realizar importante inversión en infraestructura urbana, sin caer en endeudamientos, solo aprovechando la canasta de recursos federales que existen para inversión municipal.

La llegada de nueva cuenta del PRI a través de Héctor (Teto) Murguía Lardizábal y su camino real. Empresario por herencia, líder de CANACINTRA y ex senador de la república. Hasta el momento el alcalde más corrupto y tramposo. Participa en dos periodos (2004-2007 y 2010-2013). Incrementa la deuda de Juárez hasta convertirlo en el municipio más endeudado de México.

En el inter de estos dos trienios gobierna José Reyes Ferris, quien intenta por segunda ocasión implementar el transporte semimasivo sin lograr su objetivo. Con él se continúa la escalada de la deuda municipal, que hoy en día asfixia a esta frontera.

Enrique Serrano Escobar de triste figura, seudo empresario restaurantero. Hijo putativo de Jaime Bermúdez Cuaron. Se convierte en el delfín de Cesar Duarte Jaques y al igual que Jesús Macías Delgado y Ramón Galindo Noriega, dejan la silla presidencial, en busca de la gubernatura, sin lograr sus objetivos.

Hoy el “independiente” Armando Cabada Alvidrez, en quien confiamos cerca de 210 mil juarenses en las urnas. Un gobierno de solo dos años. Con una deuda de más de 8 mil 300 millones de pesos, sin facilidad para maniobrar y sacar del atolladero a la ciudad que se debate con un rezago multimillonario en el tema de la infraestructura urbana. Más de 100 mil millones de pesos requieren esta frontera para competir con la capital del estado.

Cabada con el único objetivo real de sacar su “Juárez Iluminado”, con un costo beneficio que va en detrimento de la economía de la sociedad juarense, a la que trata de engañar con “espejitos”.

Una empresaria, una mujer podría ser desde mi punto de vista quien sacara al “buey de la barranca” (municipio de JUAREZ) al que hundieron los últimos alcaldes juarenses.

El porqué, en mi próxima publicación.

 

TIMING POLÍTICO.