Timing Político

La política tiene su propio Timing

Los “Cuadernos Kirchner”.

POR: GIL MIRANDA.

El nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) es sin duda uno de los proyectos futuros más ambiciosos en materia de infraestructura pública en el país que tendrá un gran impacto en el desarrollo económico a través de la generación de nuevos empleos, más y mejores destinos, más tráfico aéreo de pasajeros y de carga, oportunidades de negocio, atracción de inversionistas y mejor turismo, entre otras cosas.

Desde el punto de vista estadístico, el nuevo aeropuerto es necesario debido a que en todo el país durante el mes de enero a julio del 2018 se transportaron 72.8 millones de personas, esto representa 8.7% más personas que de enero a julio del 2017. El traslado de pasajeros en vuelos nacionales creció 9% y 6.5% en vuelos internacionales.

Las aerolíneas mexicanas crecieron 15% en vuelos internacionales, lo que les permitió tener mayor participación en el mercado que era de 27.3% en el 2017 a 29.5% en el 2018. Estas estadísticas pertenecen al transporte de pasajeros, sin contar el transporte de carga que también ha crecido. Las cifras fueron dadas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Gobierno Federal, a través de la Dirección General de Aeronáutica Civil.

Sin embargo la construcción del AICM ha confrontado a importantes personalidades del sector político y empresarial, ha confrontado a muchos pero entre tantos a dos muy importantes: Andrés Manuel López Obrador y Carlos Slim Helú. Uno de los temas que ha provocado las discusiones, entre varios temas, ha sido el dinero con el que se va pagar la construcción, y este no es un tema menor, de hecho es el más importante.

La disputa entre Andrés Manuel López Obrador y Carlos Slim Helú consiste en que el político quiere que el empresario pague el aeropuerto con su dinero y el empresario quiere que se considere al aeropuerto como una inversión a largo plazo que generará desarrollo al país. Por otra parte, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) ha considerado necesario realizar una revisión del gasto público para evitar un mayor crecimiento de la deuda del país.

Realmente no se sabe con qué dinero se va construir el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y muy probablemente no se sabrá, únicamente lo saben los que están ahí: la élite. Lo cierto es que aumentará la deuda del país. Pero no hace falta saber mucho de economía, solamente hay que tomar en cuenta el contexto internacional. Sería bueno y obligatorio que se transparentarán las cuentas hasta el último detalle y se dieran a conocer las compañías que participan en el proyecto. ¿Pero por qué hay que tomar en cuenta el contexto internacional? Por la situación que se está viviendo en Argentina.

Los “Cuadernos Kirchner” revelaron a detalle el sistema de corrupción entre empresarios y políticos, encabezado por Néstor Kirchner, ya fallecido y quien fue presidente de Argentina del 2003 al 2007 junto a su esposa Cristina Fernández de Kirchner, quien también fue presidenta de Argentina del 2007 al 2015. Y la situación se dio a conocer cuando el chófer Óscar Centeno presentó unos cuadernos que contenían información referente a los sobornos que hacían los empresarios a los políticos para ganar proyectos de obra pública y cobrar del Estado Argentino, es decir de los impuestos de los ciudadanos argentinos.

El colmo fue cuando el empresario argentino Gabriel Romero, dueño de la empresa EMEPA, declaró haber pagado más de medio millón de dólares por un decreto presidencial firmado por Cristina Fernández de Kirchner, expresidenta de Argentina, país que en este momento está hundido en una grave crisis económica. Por lo pronto en México sigue la disputa por la construcción del nuevo aeropuerto. Atentos.

TIMING POLÍTICO.