Timing Político

La política tiene su propio Timing

LOS “DESPRECIABLES” CIEN MIL PESOS MENSUALES.

“Bajar sueldo a funcionarios propiciaría corrupción…” Senadora por el PAN, Xóchitl Gálvez.

“un político pobre, es un pobre político”…Carlos Hank González.

“Con 320 alcanza hasta para comprar la comida del gato o del perro, según la mascota que se tenga”… Agustín Carstens, gobernador del Banco de México.

 

Que poca progenitora la de algunos seudo políticos que se ofendieron ante la petición del próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de reducirse el salario por debajo de los “despreciables” cien mil pesos. Y como no indignarse, si algunos de ellos ganan cantidades insultantes que llegan a los $ 651 mil pesos mensuales, sobre todo, si se comparan con el salario mínimo que ganan millones de mexicanos y que es de $ 2, mil 686 al mes.

Recordemos que en días pasados López Obrador dijo que planteará al poder legislativo una reforma para que ningún funcionario del gobierno federal o ministro de justicia o electoral, gane más que el Presidente de la Republica. .

AMLO ganará $108 mil pesos mensuales una vez que asuma la Presidencia de México el 1 de diciembre próximo. Esa remuneración representa el 40% de lo que gana actualmente Enrique Peña Nieto y que es del orden de los $ 270 mil pesos al mes.

Ante tal ordenamiento surgen dos tipos de indignaciones, la de los políticos de la casta privilegiada y la de los ciudadanos comunes que trabajan ocho horas diarias y ganan el mínimo, desde luego, ambas muy opuestas.

Algunos diputados y senadores mostraron su coraje e indignación por que el próximo Presidente de México les sugirió bajarse los salarios; indignación que nunca han mostrado por los $88 pesos que gana un trabajador por día, con  los que tiene que pagar comida, servicios, educación de los hijos, renta y gastos médicos que no contempla el deficiente IMSS.

Para estos políticos resulta una tragedia que les eliminen o reduzcan  sus privilegios, como teléfonos celulares, sumas altas de dinero para viáticos, asesores, servicio médico privado de gastos mayores, choferes y comidas en restaurantes caros.

La tragedia del trabajador es el salario de hambre con el que tiene que lidiar; el ver día con día la alacena casi vacía, deudas con diversas tiendas, el no poder pagarle la escuela a todos los hijos y pidiéndole a Dios no sufrir alguna enfermedad grave que requiera exámenes o cirugías que, en muchas de las veces, no las cubre el IMSS o son programadas meses después.

Ya es de todos conocidos los altos sueldos de los funcionarios y magistrados, pero solo les daré unas cifras (percepciones mensuales) para que se den una idea de por qué les duele tanto a estas personas bajárselos: Magistrado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, 651 mil 741 pesos; Consejo de la Judicatura Federal, 520 mil pesos; magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, 530 mil 411 pesos; Consejeros del INE, 360 mil pesos;

“Los menos afortunados”, como los diputados y los senadores, ganan 148 mil 558 y 164 mil 480 pesos respectivamente.

En Chihuahua, el gobernador Javier Corral recibe 164 mil 765 pesos y los diputados locales 229 mil 549 pesos; Magistrado del Tribunal Estatal Electoral, 140 mil pesos; consejero presidente del Instituto Estatal Electoral, 145 mil pesos. En Cd. Juárez, el presidente municipal Armando Cabada gana 91 mil 268 pesos (sus antecesores ganaban 113 mil) y los regidores tienen un sueldo de 67 mil 200 pesos.

Mientras que millones de mexicanos reciben un salario mínimo $88.36 pesos diarios, lo que implica una percepción de $ 2 mil 686 pesos mensuales, y todavía se atreven algunos de estos seudo políticos a afirmar que si les bajan el salario se van a corromper. ¡Válgame Dios, habrase visto mayor cinismo!

En campaña, AMLO precisó que de ganar las elecciones, por un acuerdo tripartito entre gobierno, empresarios y trabajadores, habría un aumento del salario mínimo al doble, a partir del 1 de enero del 2019, en los municipios del norte de la frontera, y en el país de forma gradual.

El triunfo de López Obrador ha generado muchas expectativas en los mexicanos, por lo que de lograr bajar estos insultantes sueldos de la casta privilegiada, y mejorar considerablemente el salario mínimo de los trabajadores, así como el aplicar la llamada Ley de Austeridad Republicana que pretende bajar el costo de la administración pública, estará dando un gran paso para lograr una gran aceptación entre los mexicanos.

Los mexicanos ya estamos cansados de que esta bella activad del ser humano, llamada política, se encuentre secuestrada por vivales, corruptos e ineptos que llegan a ocupar esos puestos por compadrazgos o como pago de alguna factura política. Que asuman esos puestos, no para a servir al pueblo, sino a servirse de él.

Ya es hora de dejar atrás esas frases del viejo sistema político del PRI y que hemos escuchado a través de los años, como “el que no tranza no avanza” y “El que se mueve no sale en la foto”.

El PAN tuvo su oportunidad para combatir la corrupción y mejorar la vida de los mexicanos, pero no pudo con el paquete en dos sexenios. Se antoja un tanto difícil que ahora MORENA lo pueda conseguir; sin embargo, repito, si logra lo arriba planteado, llevará un gran trecho recorrido y la ciudadanía podrá recuperar la confianza perdida en sus gobernantes.

 

 

Lic. Jesús Fco. Ávila Ventura.

Director del portal www.timingpolitico.com

Chuy_avila@hotmail.com