diciembre 8, 2022

Timing Político

La política tiene su propio Timing

Pensiones del estado, caminos encontrados (Parte I)

Por: Eduardo Borunda.

Para los estudiosos de la administración pública y la ciencia política no queda ninguna duda que las relaciones de poder y el gobierno son binomios inseparables. Dentro de esta dinámica podemos encontrar entonces que la toma de las oficinas de recaudación de rentas que se organizó a nivel estatal tienen un trasfondo político y además es una causa que se apropian los grupos de presión con una justa demanda: mejorar las condiciones de la prestación de los servicios de salud y de pensiones que ofrece el gobierno de Chihuahua.

Una política pública surge para resolver problemas sociales, pensiones civiles del estado de Chihuahua tiene un gran problema: atender la demanda de un derechohabiente que a través de las cuotas de pago que se hacen en los recibos de cada dependencia pública estatal así como de organismo paraestatales deben dar como resultados finanzas sanas. ¿Porqué no existen entonces esas finanzas sanas? Es una respuesta que deben ofrecer los directivos ante un diagnóstico serio y objetivo al que deben atender y en su momento ofrecer a la comunidad chihuahuense.

Los actores de estas acciones en bien de un servicio de salud y de pensiones de los trabajadores del estado son múltiples y variados: el sector educativo, la comunidad médica y de trabajadores de la salud que laboran dentro de la dependencia, los jubilados y pensionados, los trabajadores del estado, las dirigencias de los sindicatos que deben proteger los interés de sus agremiados, las asociaciones de jubilados y pensionados. La experiencia nos da cuenta que son pocos los espacios para una reflexión y diálogo entre todos estos actores, sentarse a la mesa y platicar con cada una de las empresas paraestatales así como de los organismos públicos y llegar a acuerdos interinstitucionales para que los datos que tenemos y nos proporcionan los medios de comunicación puedan tener una base sólida (datos oficiales).

Voces del sector salud nos indican que se requieren con calidad de urgencia liderazgos de a deveras que terminen con las simulaciones. El problema de las finanzas quebradas de presiones no es justificación para que exista un mal servicio, falten especialistas, no se hagan estudios clínicos, se demoren los servicios de laboratorio, rayos “X”, no se surten recetas completas. Como bien se dice, ese liderazgo debe buscar en todo momento que exista un servicio de alto nivel al cual hace ya algunos años podíamos decir era el mejor de los servicios médicos del sector público a nivel estatal.

De acuerdo a las cifras de los adeudos que presentan diversos organismos, es de suponer (está en los presupuestos de ingresos y egresos de cada dependencia aprobados por el Congreso del estado) debería de existir la suficiencia presupuestaria para pagar las cuotas correspondientes. Pero surgen de nueva cuenta análisis desde la perspectiva de quienes conocen el caso concreto y sostienen que de ¿Dónde pagar si durante los gobiernos entrantes y salientes han dejado un boquete financiero que a la usanza de sexenios anteriores han usado la frase cómoda “el atrás paga”?

Aquí está la solución a un problema que puede estallar como una bomba de tiempo: establecer una mesa de diálogo y negociación, donde el gobierno del estado ha reconocido que existe una gran deuda pública que afecta a los organismos autónomos y que alcanza a la propia burocracia gubernamental que están padeciendo un caída en la calidad de los servicios que presta el propio gobierno del estado. La solución está en el gobierno del estado y sólo le resta un poco de voluntad política para resolver el problema y no enfrentar a las propias instituciones.

Existen datos del propio sistema de salud, que indican que la deuda a pensiones ha tenido claroscuros. Uno de ellos es precisamente que los montos de deuda tienen dos dimensiones, primero es el adeudo por los servicios y se le suman los “recargos”. Parece que a toda lógica esos montos no corresponden a la realidad y faltaría sólo hacer un análisis de los estados financieros, observar las cuentas por cobrar, los servicios que se pagan, el gasto corriente, los costos del mantenimiento de las instalaciones para tener una visión completa, entre otros ingresos y egresos. (continuará).

TIMING POLITICO