diciembre 8, 2022

Timing Político

La política tiene su propio Timing

Cartapacio

Raúl Ruiz

La detención del fiscal anti corrupción, Francisco González Arredondo, obedece a un perverso plan de venganza tejido por la mismísima gobernadora, María Eugenia Campos Galván.

Recordarán ustedes que antes de ser candidata por el PAN y luego ganar las elecciones, Maru Campos fue sometida a varios martirios políticos.

Lo más cabrón fue sortear los mandobles que le enviaban desde palacio, acusándola de corrupción pero que al final, le hicieron lo que el viento a Juárez.

El show mediático se llamó… Los Expedientes X.

En esta misión, se dijo entonces, habrían de estar atados, bajo la orden imperial de Javier Corral Jurado, Francisco González Arredondo; el abogado del gobierno de Javier Corral, Jorge Espinoza, y desde luego, el fiscal del estado César Augusto Peniche.

Francisco González se encargó de la integración de carpetas de la “Operación Justicia para Chihuahua”, un programa que ofrecía no sólo encarcelar y someter a juicio al ex gobernador, César Duarte Jáquez, sino a toda la cauda de colaboradores que junto con él, hicieron el quebranto más grande de la historia en Chihuahua.

Al mismo tiempo, se integraban los “Expedientes X”, como estrategia politca para descarrilar el proyecto de Maru Campos, César Jáuregui, María Ávila y otros.

Se decía que había recibos «firmados» por los acusados donde habían recibido fuertes cantidades de dinero entregadas por César Duarte para conseguir favores políticos.

Denuncia que nunca prosperó, pues la evidencia jamás fue presentada. Sólo suposiciones, declaraciones de aparentes testigos, copias fotostáticas sin valor, etc.

En 5 años, se integraron las carpetas contra ex funcionarios como Marcelo González Tachiquín, Gerardo Villegas y Antonio Enrique Tarín, quienes enfrentaron varios procesos penales en su contra, cada uno de ellos.

Mientras que otros como Jaime Ramón Herrera Corral, ex secretario de Hacienda de Duarte, vinculado al banco Unión Progreso, y otros, recibieron criterios de oportunidad.

Hoy, se percibe el uso de aquella máxima que reza: «Los que bailaron en la otra, ¡en esta se sientan!»

Todo parece indicar que el brazo de la Ley ahora obedece a otros actores, y que desde lo más profundo de los rescoldos hirvientes del palacio, salen lenguetazos de fuego contra los que otrora querían llevar a chirona a la popular «Maru-chan».

¡asupinchimare! Maldijo un jarocho al momento de leer esta parte de Cartapacio.

Se avecina otro encontronazo mediático/jurídico.

Seguramente Jorge Espinoza y Peniche tienen ya un escudo, por si las moscas.

Ambos son abogados y conocen como es este juego.

La detención de «Pancho» González, fue desconcertante. Los agarró confiados.

Un bombazo.

Pero pone en alerta al resto del equipo.

Aquí no se trata de buscar justicia. Sino ¡venganza!

Les buscarán cualquier ronchita para rascarle a profundidad. Que arda. Que duela.

Nomamespancho.

Pero… ¿Cuál es el objetivo final? ¡Cárcel para Corral!

La persecución ha comenzado. Una de mis fuentes me confió… la gobernadora quiere que su martirizador sienta el mismo asedio que le propinó.

Juesupinchimare, el rencor disfrazado de sonrisa.

Voy por mis palomitas.

TIMING POLITICO